menú

 · TENDENCIAS ·

EL VELO DE LA NOVIA

Cuál es la historia de este complemento

velo de la novia

Existen diversas teorías entorno al significado y aparición del velo. Por ejemplo, hay quien piensa que se originó en el siglo XIII antes de Cristo, cuando las nobles lo utilizaban para distinguirse frente al resto de la población, después pasó a usarse como símbolo de la pureza. En el caso del velo de novia, sus orígenes se remontan a la época de romanos donde representaba tanto la pureza como la protección de la mujer.

También hay quien lo asocia a la palabra nupcias (matrimonio) que procede del latín nubere, que significa velo. En cualquier caso, en lo que parece que si que se está de acuerdo es en que representa la pureza de la novia. Durante mucho tiempo, el velo fue imprescindible en cualquier novia. Salía de casa con la cara tapada y hasta llegar al altar no se descubría. Ahora, su presencia en el atuendo de la novia se explica más por razones de estilismo que por lo que podría representar en un primer momento.


En la actualidad, hay varias opciones para llevar el velo: largo y trabajado, corto y sencillo o los que cubren sólo medio rostro, tal y como se usaban en la década de los sesenta. Hay muchas novias a las que les resulta incómodo pero hay muchas otras que lo consideran un elemento imprescindible, dependiendo del estilismo que vaya a llevar.

Por ejemplo, en un vestido romántico, un velo trasero recogido con un pasador o que cubra la cabeza a modo de casquete en tejido de encaje o chantilly, quedará perfecto. Si, por el contrario, optas por un modelo más clásico, puedes usar el típico velo que cubra la cara aunque elige bien el complemento que vas a llevar debajo como corona o tiara, para que gane protagonismo.

Así que ya sabéis, aunque sin el significado inicial, el velo sigue siendo tendencia. Todo depende del estilo que quieras dar a tu atuendo.

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información. Aceptar